• Síguenos en... Siguenos en facebook

 foto finca


La jornada comienza con la reunión de cazadores en torno a una café y una copita de licor mientras damos las indicaciones oportunas y realizamos el sorteo de puestos. Seguidamente nos trasladamos a la zona de la tirada donde los cazadores ocupan el primer puesto de su tarjeta, y decimos "primer puesto" porque a lo largo de la jornada de caza y al aviso del toque de corneta, se producen tres rotaciones de puestos, con lo que todos los tiradores se aseguran la misma posibilidad de disparos. Todas las escopetas pasan por todas las zonas de tiro, de ahí que uno siempre salga contento y satisfecho, porque todos gozan de las mismas oportunidades y la media de disparos por puestos es siempre pareja. Los puestos se disponen alrededor del coqueto pantano de la finca, un atractivo al que sucumben las ilusas aves por propio instinto.  
Las tiradas son de 12 puestos, para 500 patos la tirada normal y para 1.000 la gran tirada. Aunque hemos marcado un calendario para la temporada, como es tradición y preferencia para muchos, los grupos de cazadores que lo soliciten podrán elegir cualquier otro día y se les organiza una tirada privada personalizada, tanto en el número de cazadores como de piezas a tirar, siendo el mínimo de cazadores 5 y el máximo 15 y el mínimo de patos a contratar serán 500.

La mañana trascurre en un sin cesar de disparos hasta que sobre las 12,30 hacemos un alto para tomarnos un “taco” y disfrutar de los comentarios, risas y bromas con nuestros colegas. Seguidamente continuaremos cazando hasta las tres aproximadamente. Es entonces cuando comienza la recogida, el recuento, la búsqueda y el espectáculo de los perros que cobran cada pieza por difícil y lejana que parezca, como auténticos profesionales a los que les va la vida en ello.
Arriba, en el cortijo, espera el banquete. Una comida que se convierte en la fiesta del coloquio, del compartir experiencias, relatar las entradas y las tiradas, y donde empieza a fraguarse una amistad, breve pero intensa, entre todos los cazadores.

La foto de familia es un broche de oro a una jornada que termina con el reparto entre los cazadores de todas y cada una de las piezas cobradas.
 
fotos-tiradas